martes, enero 14, 2014

Cada vez que instalo una impresora manualmente, muere un gatito

Para los que todavía no me conozcan, la fabrica de chocolate en la que trabajo no es una fabrica de chocolate. Nació la metáfora, no sé si para defenderme yo mismo de las criticas que le hacia a la fábrica o ahora dudo ya, si para defender a la fabrica de lo que realmente pasa en ella. Hoy voy a llamar a las cosas por su nombre, y como diría Chojin, cuando digo, mierda, quiero decir mierda. Así que intentaré dejarme de tantas metáforas.

Llegó un nuevo proveedor de impresoras a la fabrica. Mi manera de verlo es que es un adelanto. Las funcionalidades de este proveedor son enormemente superiores a las de su antecesor. Ahora bien, también habría que preguntarse si todo el coste que ello lleva aparejado, compensa económicamente.

La cuestión es que hay que cambiar las impresoras en los 300 equipos que hay en la fabrica. Mi compi, programo un bat, cojonudo y sirvió para que todos los equipos con W7, a través de las políticas del Directorio Activo, tuviesen instaladas automáticamente las impresoras (salvo algún que otro que salió rana). Hasta aquí todo bien pero... ¿y que pasa con los XP? Pues nada, mi jefe, ni corto ni perezoso, nos dice al empleado del proveedor de las nuevas impresoras y a mí que nos pongamos a instalarlas a mano. No os mentiría si en la empresa hay más de 100 equipos con windows XP.

Así que, siguiendo las instrucciones de mi jefe, damupi se pone a instalar unos cuantos pero... por suerte o por desgracia, damupi piensa. A parte de trabajador, hay una cosa en mi cerebro que siempre me dice "por qué por qué por queeeeéééé?". No me creía que antes de entrase Windows 7 en las empresas, todas las impresoras se hubiesen instalado a mano. Os imagináis un Iberdrola o similar, teniendo que instalar las impresoras una a una? Yo no.

Así que empecé a mirar el error que daba al instalar y encontré una directiva, por la cual, se estaba impidiendo a los usuarios que instalasen los controladores de las impresoras, seguí indagando y encontré otra política que hablaba de otro tipo de impresoras y el compañero de este nuevo proveedor de impresoras, acabó de rematar la jugada pasándome un documento en el que te enseñaban paso a paso, a instalar las impresoras de manera automática.

Según mi jefe, yo no debo de encargarme de tocar el directorio activo. Parece que me tiene en tan alta estima que me ha separado del resto de mis compañeros del departamento y me ha ubicado dos plantas más abajo, en una habitación donde no hay nadie más que uno mismo. Ahora me comunico con mis compañeros por teléfono o por Lync, una especie de messenger empresarial.

En fin, que aunque yo no deba de tocar el directorio activo, damupi ha sido capaz de eso y mucho más en la fabrica, así que retoqué la política que había creado mi compañero de acuerdo con el documento que me había facilitado el empleado del proveedor de impresoras. Probé la directiva reiniciando un equipo y ... et voilá, el equipo con XP que había probado tenia automáticamente instaladas las impresoras.

Esto no es una queja, esto es una crítica de cuanta gente valida habrá en este país y por el mundo, a la que no dejarán aportar su grano de arena, en la empresa, en su casa, en la compra, en tantas y tantas cosas; que podrían hacer un mundo mejor. Dejad de lado los prejuicios, y no echéis de lado a gente rara como yo que, por ejemplo, dice las cosas por su nombre. Dejad de lado los prejuicios y escuchad lo que los demás tienen que deciros, porque uno, nunca tiene todas las respuestas, pero ... quizás con ayuda de los demás... se consiga.

3 comentarios:

  1. Damupi eres un genio¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. ya sabes que en la fabrica se hace todo a pedales, y van para atras como los cangrejos. cualquier dia salen remos de las paredes.

    ResponderEliminar
  3. mn, gracias pero solo retoque unas cosas, no hice nada más que facilitar el trabajo.

    m2c, que me vas a contar a mi....

    ResponderEliminar

Los comentarios se mostrarán una vez aprobados